¡Papito Jugó al Mothergunship!

Insultar, tirar el control o romper algo cercano son reacciones comunes cuando jugamos algo frustrante. No, no, el juego que te voy a contar no es malo solo que muchos nos acostumbramos a cubrirnos y disparar que ya olvidamos el desafío que resultaban los primeros shooters donde morir varias veces era el plato del día.

I’m the guy with the guns

Como ya les he adelantado, Mothergunship se trata de un FPS de la vieja escuela al estilo de Quake, Doom, Unreal, entre otros clásicos de los 90 donde el gatillo solo lo soltábamos para tomar una birra (o la leche, para los millenials treintaitones como yo). Posee además una dosis roguelike donde podremos mejorar nuestro estado y ser más rápidos, resistir más los daños o saltar más alto, etc.

La novedad de este juego cae en que podemos crear cientos de armas gracias a su sistema de combinaciones de cañones y accesorios, así por ejemplo, podremos crear una machine gun que deja daño de lava o ácido. Estas armas y accesorios las vamos a ir comprando en cada nivel a medida que venzamos enemigos y agarremos las monedas que nos arrojan.

Pero cuidado! Y aquí es donde van a insultar bastante, y es que Mothergunship nos castiga con la perdida de las armas cada vez que morimos, no solo las que compramos en el nivel sino además, las armas que seleccionamos al principio. Así, si nos atrevemos a comenzar un nivel con armas raras, nuestra muerte nos va a doler más por esa gran perdida de poder que por la necesidad de rejugar el nivel.

Por suerte, además de los niveles de campaña, el juego nos otorga misiones secundarias infinitas para poder farmear armas y experiencia para mejorar nuestras habilidades antes mencionadas.

No tan distintos

Otra de las particularidades de este título radica en su sistema procedural para generar niveles distintos cada vez que los rejugamos. Esto quiere decir que si morimos en un nivel no volveremos a jugarlo con los mismos ambientes y enemigos… o sí?

Y acá encontramos una falla. Lo que en un principio parece una novedad, con el paso de las horas de juego tendremos una sensación de deja vú al sentir que habíamos jugado ese mismo escenario en niveles anteriores.

Este sistema que genera escenarios al azar consiste en mezclar varias habitaciones diferentes con la extensa cantidad de enemigos que tiene el juego, acomodándolos al nivel de dificultad que estamos jugando en ese momento. Es por eso que probablemente nos crucemos con escenarios que nos parecerán repetidos.

Interesante lo anotaré en mi máquina de escribir invisible

Si piensan comprar este juego por su historia, olvídenlo ya que su historia es lo más simplona. Una IA alienígena amenaza la tierra y nosotros somos los encargados de ir nave por nave a destruir sus robots. Fin.

También su apartado grafico deja mucho que desear ya que en las imágenes alpha nos prometieron algo mayor de lo que es el producto final. No existen las escenas animadas, la historia se relata solo con cuadros de diálogo que intentan ser graciosas pero resultan de lo más aburridas.

Conclusion.

A pesar de las flaquezas, Terrible Posture Games ha hecho un trabajo excelente,  brindándoles un poco más de 10 horas de juego a los más habilidosos y muchas más a los mancos como yo. También se agradece que a partir de Agosto, el juego posee un cooperativo online muy entretenido. Por sus 20 dólares de entrada, es una opción más que aceptable mientras esperamos la salida de Doom Eternal.


8.0

Lo Bueno

  • La posibilidad de crear infinidad de armas.
  • Jugabilidad frenética y divertida.
  • Escenarios creados al azar.

Lo malo

  • puede ser frustrante para nuevos jugadores.
  • graficamente queda a deber

Comentarios

Redes Sociales

Noticias Populares