Bandai Namco nos vuelve a sumergir en el ├ępico mundo de combates con armas blancas.

Esta review fue realizada jugando en una consola Xbox One S conectada a un Tv led de 32¨.

Ha pasado tiempo y hacia mucho que no veíamos un juego de peleas distinto al resto.

Sera que estamos muy acostumbrados a formato Street Fighter, MK, Injustice y a todos esos juegos de pelas que siempre jugamos y que forman parte de actuales competencias.

En un género que de chicos comenzamos a amar desde los arcades, y que en la actualidad cada vez más busca su lugar en el mundo de los videojuegos, Bandai Namco nos recuerda que Soul Calibur aún existe, y, es más, nos entrega su sexta entrega numérica.

Bienvenidos a la review del Soul Calibur VI.

Tras unas entregas un poco alejadas de lo que la serie inicial había propuesto en sus inicios, Bandai Namco hace borrón y cuenta nueva y recupera la senda original en este nuevo Soul Calibur.

Han pasado seis años desde la última edicion, y se ha querido hacer una vuelta a los orígenes en muchos sentidos. El resultado final es bastante satisfactorio, superior a la última época, pero seguramente sin poder mirar a los ojos todavía a la trilogía inicial.

Las sensaciones que transmite esta nueva propuesta son muy buenas, y hay muchas decisiones (de diseño, de modos, de mecánicas) acertadas. Otras que no tanto. Así es el Soul Calibur de nueva generación.

 

MODOS DE JUEGO

Nos encontramos con una pantalla de inicio rica en gráficos, acompañada de una banda sonora clásica aceptable, con varias opciones de juego, a saber:

*MISION: Libra of Soul

En este modo de juego, crearemos un personaje y nos embarcaremos en una aventura por el mundo.

*HISTORIA: Soul Chronicle

En este modo de juego, podremos vivir las dramáticas historias de cada personaje del juego, además del relato principal de la espada maldita que enlaza a todas.

*CREACION

En este modo de juego, creamos a nuestro personaje propio o lo modificamos si ya lo tenemos creado.

*BATALLA

En este modo de juego nos encontramos con sub modos:

Arcade: Donde elegiremos un personaje y lucharemos contra 8 oponentes de la CPU, uno tras otro, y podremos además completar desafíos de partidas clasificatorias.

Versus: Donde podremos combatir con un amigo o contra la CPU.

Entrenamiento: Donde como su nombre lo indica, podremos entrenar con nuestro personaje preferido y así, aprender a usarlo perfeccionando nuestra destreza.

*RED

En este modo de juego, también nos encontramos con sub modos:

Partida Clasificatoria: Donde pelearemos para obtener puntos según como nos vaya en batalla contra otros jugadores.

Partida Casual: Donde pelearemos contra otros jugadores en batallas consecutivas, y no se conseguirán puntos por los resultados de cada encuentro.

Clasificaciones: Donde podremos observar las clasificaciones.

Repetición: Donde podremos visualizar todas nuestras repeticiones y las que descarguemos.

*MUSEO

En este modo del juego, podremos encontrar videos, imágenes y textos relacionados con el juego y su historia.

*OPCIONES

Donde podremos configurar todos los ajustes del juego

*TIENDA XBOX

En este modo podremos conseguir contenido descargable para complementar el juego.

 

EXPERIENCIA DE JUEGO

De momento, nos aventuramos en varios modos de juego, pero les contaremos nuestra experiencia inicial con el modo de juego MISION: Libra of Soul.

Aquí, el juego nos contara la historia principal, y nos embarcara en una aventura épica. Pero primero, nos pedirá crear nuestro propio personaje:

Podremos elegir su raza, su género, su altura, su contextura física y un color de fondo.

Luego de guardar nuestra primera edición, podremos elegir nuestra arma a blandir, con una infinidad de opciones que nos hará pensar un buen rato.

Tendremos Katanas, Espadas ninja, Nunchakus, Espadas pequeñas con escudo, Hachas, Varas, Guadañas etc. Una gran variedad para elegir y probar.

En el extremo derecho, tendremos como guía el estilo de lucha elegido desde la elección de nuestra arma y sus características, que nos ayudaran a saber la dificultad de la misma al querer manejarla.

Por último, podremos bautizar a nuestro nuevo guerrero con un nombre de hasta 12 caracteres.

Una vez realizado todo esto, nos aparecerá un gran mapa de Europa que deberemos recorrer con nuestro nuevo personaje, avanzando en cada misión que nos plantea la historia, formándolo por ejemplo entrenando en el dojo, como también luchando contra todo enemigo que se nos presente.

El modo de juego es muy bueno, ya que mezcla las peleas con el RPG, donde tendremos situaciones de dialogo entre personajes, que nos ayudaran a entender la historia y también, nos dará un descanso entre batallas. Igualmente si lo nuestro va a ser solo pelear, podremos avanzar los diálogos sin problemas apretando la tecla menú.

Lo que encontramos de malo en este modo, es que no hay manera de volver atrás al menú principal, solo saliendo del juego no sin antes guardando nuestra partida.

Estaría bueno que luego con alguna actualización, se agregue esta opción por si queremos dar una pausa a la historia y por ejemplo, jugar online.

Luego, decidimos ir al apartado BATALLA – ARCADE

Como siempre, sugerimos a los jugadores que si no están muy acostumbrados a este tipo de juegos, den un repaso por el modo entrenamiento (no muerde y ayuda bastante). Así, podrán saber que personaje elegirán a la hora de jugar y como harán sus movimientos. Para los más arriesgados o los de la vieja escuela que ya tenga experiencia, pueden aprender solo por ensayo y error durante las batallas.

Elegimos inicialmente la dificultad de la CPU y luego seguimos hasta la plantilla de personajes seleccionables que nos ofrece el juego. De momento nos ofrecen 21 personajes activos más el que creamos (Si, podremos luchar con nuestro personaje creado y probarlo contra la CPU). Notamos que hay lugar en la plantilla para muchos personajes más que seguro se irán agregando con futuros DLC o pase de temporada.

Nos tentó Geralt de Rivia, nuestro querido The Witcher que se integra a la saga en esta edición y no dudamos de elegirlo. Luego elegimos su color y listo. Estamos listos para dejarlo todo en la arena de combate.

Nuevamente nos exponemos a un no tan largo tiempo de carga, donde aparecen nuestros personajes listos para pelear, con una pantalla fija y luego con nuestros personajes en 3D.

Entramos a la arena de combate, donde se nos relata el lugar con una vista 360° impresionante, con muchos detalles.

Sin más preámbulos, Nuestros personajes se saludan, ¡o en algunos casos se amenazan y Fight! Arranca el duelo. Son 3 rounds los que tendremos que ganar para poder pasar al siguiente luchador, donde podremos movernos por todo el escenario, esquivando los golpes del rival y marcando los nuestros sin piedad. Es más, dependiendo la locación, podremos también ganar la batalla expulsando a nuestro contrincante fuera de la arena, donde no importa la cantidad de vida que le queda, se nos otorga la victoria del round automáticamente.

Al final de cada round, tendremos una pequeña repetición para disfrutar nuestra victoria o volver a sufrir nuestra derrota.

Apretando el botón de Menú en cualquier momento, podremos pausa a la batalla y no solo repasar los movimientos de nuestro personaje (una especie de ayuda memoria) sino también modificar los controles o salir al menú principal del juego.

Soul Calibur siempre ha sido de saber combinar cortes horizontales (X) y verticales (Y), patadas (B), dejar vendido al enemigo con pasos laterales y un sinfín de movimientos que exigen acción y reacción de cada uno, incluidos los agarres (LT) También,  podremos cubrirnos con (A). Siempre podremos combinar botones con comando de cruceta o de analógico izquierdo. En esta saga no es lo mismo pulsar una secuencia en neutro -sin direcciones- que hacerlo apuntando hacia delante. Cada movimiento y cada dirección que damos tienen una variante.

El principal cambio respecto a entregas anteriores es el impacto de guardia. Un nuevo sistema que normalmente había tenido dos mecánicas (hacia delante y hacia atrás), a lo que se añadían las guardias bajas. Es asi: hay un solo impacto de guardia dándole hacia delante y el botón de guardia. Si lo hacemos justo cuando nos atacan, repelemos y podemos pasar a la ofensiva, aunque el rival puede hacer también el movimiento en cuestión. La propuesta parece acertada, porque aunque se simplifican las opciones, sigue siendo una mecánica exigente que si se lanza sin timing te deja vendido a pesar, eso sí, de tener una ventana de uso muy generosa.

Más discutible es la inclusión del golpe de revés (Reversal Edge), un movimiento que se activa pulsando un solo botón (RB), que bloquea golpes altos y bajos y que responde con un tajo vertical que si entra, manda los luchadores a una situación de piedra-papel-tijera: dependiendo de nuestra decisión, ganaremos o perderemos.

Por último, otra de las mecánicas simplificadas es el golpe crítico, que consume una barra de energía y es como el movimiento especial de cada personaje. Con tan solo pulsar un botón (RT) activamos la animación, y es bastante sencillo meterlo en reacción o en combo.

Particularmente nos gustó mucho este modo de juego, ya que es el clásico peleo, gano y sigo adelante. Una suerte de torres de MK. Lo único que notamos como punto en contra es que deberían reducirse los tiempos de carga entre peleas. A veces hemos tenido que esperar bastante para que cargue una nueva batalla, sin contar el tiempo que pasa entre la presentación del personaje con el que lucharemos, la arena y la provocación.

 

ANALISIS

El apartado gráfico de Soul Calibur VI es muy bueno, pero no impactante. Por momento notamos y sentimos que estamos jugando a un juego con gráficos de la generación pasada, sin grandes cambios o atractivos visuales. Los personajes y escenarios están muy bien modelados, pulidos y se ven espectaculares, pero no llaman la atención y por momentos en la pelea se confunden con el resto del escenario. El juego luce a buen nivel técnico, sin grandes alardes pero con un acabado convincente tanto en los modelados de los personajes como en sus animaciones.

Su apartado músical si es notable, con bandas sonoras clásicas con cierto toque medieval que nos recuerdan a las grandes películas épicas, acompañando correctamente cada modo de juego.

Su plantilla de personajes es bastante variada, con viejos personajes queridos por el público como Mitsurugi, Sophitia, Xianghua, Nightmare, Siegfried, Kilik, Ivy, Taki, Yoshimitsu, Zasalamel, Maxi, Talim, Voldo, Seong Mi Na, Astaroth, Cervantes y Raphael, y nuevos integrantes como Geralt de Rivia. Sin dudas, un punto a favor.

Su modo Online no defrauda. Hemos encontrado partida sin problemas ni demoras e incluso hemos podido dar revancha a nuestros contrincantes, y el juego nos programó otra batalla sin esperas. No encontramos grandes revoluciones ni modos extras en el online, pero sí una apuesta sólida en rendimiento.

Su modo Single Player tampoco se queda atrás, ya que ofrece una gran experiencia de juego para los jugadores que no prefieran jugar Online.

 

CONCLUSION

Bandai Namco nos tiene acostumbrados a grandes juegos de peleas como la Saga Tekken, el más actual Dragon Ball Fighters o la Misma Soul Calibur. Saben que son buenos en este género al igual que otros y lo resaltan en cada juego que lanzan.

Soul Calibur VI es un muy buen juego, pero hace agua en algunos puntos, que podrán ser mejorados con parches para volverlo único. Sin dudas es una compra asegurada para los fanáticos de la saga y para amantes del género.


8

Lo Bueno

La vuelta a los orígenes en sus modos de juego, plantel de personajes, etc.

Sistema de combate familiar y retocado con varios aciertos.

Los diversos estilos de lucha, totalmente distintos de entender y dominar.

Lo malo

Algo conservador en escenarios y apartado gráfico.

Algunos personajes rotos que no pueden ser usados en el modo online como Inferno o  Azwel.

Tiempos de carga entre batallas y en varios modos de juego.


 

 

Comentarios

Redes Sociales

Noticias Populares