Review: Shape Of The World

Todo un viaje a un mundo cambiante y enigmatico
10 de Octubre de 2018
Por John Mohl
Categorizado en: Xbox 

El mundo de los videojuegos por momentos puede resultar un tanto extraño. Si bien existen muchísimos géneros, la gente se decanta en su mayoría por los juegos "famosos", cómo los Battle Royale, o los Shooters en primera o tercera persona, o de conducción, o por los deportivos (¿Alguien dijo FIFA?). Esos géneros dominan el mundo actual de los videojuegos. Toda la prensa que reciben estos juegos hace que muchos otros juegos pasen desapercibidos.

Y eso es una pena, porque si te guías por eso, te perderás de juegos muy interesantes.

Hoy te hablaremos de uno de esos juegos de los que tal vez no hayas escuchado, pero que realmente valen la pena experimentar: Shape of the World

Una experiencia distinta

No, ese subtitulo no lo sacamos de nuestro cajón de frases trilladas. En verdad Shape of the World es un videojuego diferente a otros y que te invita a recorrer y dar forma a un mundo cambiante.

En este juego no tienes tutoriales, pantalla para mapear controles, secuencias animadas, vidas, potenciadores, cajas de botín, ni que luchar contra el reloj. Todo en este juego es una experiencia distendida y relajante de exploración.

La faceta de exploración queda bien marcada desde el principio, pues no recibes más instrucciones que, con que teclas interactuar y con qué tecla tirar semillas. Todo lo demás lo debes descubrir tu, aunque no es difícil entender dónde ir al ver los triángulos a lo lejos, que son portales por los que vamos avanzando en este mundo.



Y es así, cómo al inicio parece que no hay nada, pero al mirar con detalle, vas viendo hacia donde debes ir. Y así, este juego te va llevando por diferentes lugares de este mundo para que explores y lo descubras. A medida que avanzamos, podemos ir interactuando con algunos objetos, como rocas, esferas o pilares, que nos van habilitando unas especies de puentes, que nos permiten ir a otros lugares, y avanzar. También vamos conociendo a extrañas criaturas, que habitan este cambiante mundo. Estás, son totalmente inofensivas, y a lo sumo nos darán empujones, o nos impedirán el paso, pero no nos mataran ni lastimaran.



También veremos numerosas y variadas plantas en todo el mundo y en todos los niveles. Lo interesante, es que nosotros podemos cambiar este mundo, pues podemos recoger semillas y hacer crecer árboles, muy rápidamente, por cierto. Podemos valernos de estos árboles para dar ciertos saltos y alcanzar lugares distintos.

La música y el modo de juego, hacen de este uno ideal para relajarse y explorar.

Visualmente, este juego es muy agradable. Si, puede ser extraño el cómo se presenta el mundo, pero los cambios de paletas que se dan durante los pasos por cada uno de los portales hacen que cada vez que alcances y vayas subiendo, cambie todo el mundo. Esos cambios, no solo presentan el cambio en la paleta de colores, sino que un cambio también en las criaturas y plantas.



A medida que vamos pasando por los portales, vamos descubriendo y creando nuevos caminos que nos van llevando cada vez más arriba en este mundo. En cada nivel que vayamos descubriendo, podremos experimentar con distintas semillas y conocer las criaturas que allí habitan.

Si eres de los que eres de explorar todos los detalles, te den o no logros, también estarás a gusto con este juego. En la pantalla de pausa de cada nivel, podrás ver qué criaturas has descubierto. Cada nivel tiene diferentes, así que puedes explorar para descubrirlas a todas.

Este juego permite visualizarse en 4k en Xbox One X y en PS4 Pro, por lo que si tienes estas consolas tendrás una imagen mas nítida de este mundo. Nosotros lo probamos en una Xbox One S y X, y en ambas la experiencia de juego fue muy fluida, sin ningún problema ni enlentecimiento en toda la experiencia de juego.

Las profundidades

Claro, este juego como todos, tiene sus puntos bajos. Un primer punto que puede ser una barrera para algunos es la ausencia de narrativa. Que no haya indicaciones de que hacer, para otros puede ser un problema. Salir de la zona de confort de saber que el juego te diga que hay que hacer y donde hay que ir, puede ser desafiante. Y a la vez puede poner a prueba tu paciencia e ingenio, pues en ocasiones deberás poner a prueba tu inteligencia e imaginación para saber que debes hacer a continuación.

Estos puntos que mencionamos muestran que este juego, aunque desafiante, atrapante e ingenioso, puede que no sea para todas las personas. Y eso no es malo, es simplemente que, como todo juego, tiene su publico que le sacará mas provecho.

Una experiencia gratificante

Shape of the World es una experiencia distinta, relajante y gratificante. En un mundo donde para muchos los juegos significan solo una o dos cosas, juegos así nos hacen ver que los videojuegos son arte, que son exploración, que nos permiten experimentar con nuevas experiencias y sensaciones. Si disfrutaste de juegos como Journey, Abzu o Flower, encontrarás aquí experiencias que te traerán ciertos recuerdos.

Disfrutamos mucho de este juego, y te lo recomendamos ampliamente si buscas una experiencia distinta y relajante.

Resumen

Lo Bueno

  • Una experiencia distinta y relajante

Lo malo

  • El estilo de juego puede no ser atractivo para todos los publicos.

Nota

Este analisis fue realizado en Xbox One S y Xbox One X con un código gentilmente facilitado por Hollow Tree Games.

Comentarios