Xbox Series, cuatro meses después

¿Como viene Xbox surfeando la nueva generación?
15 de Marzo de 2021
Por John Mohl
Categorizado en: Xbox 

Parece mentira, pero ya hace más de cuatro meses que llegaron las Xbox Series X y S. Ambas han llegado con fuertes promesas en lo técnico, afirmando, en el caso de Series X, que es la consola más potente hasta la fecha. Y en al caso de Series S, afirmando ser una consola Next Gen a un precio muy reducido.

Ahora, ¿Cumplen con sus promesas? ¿Como les ha estado yendo? Veamos varios apartados que describen estos primeros meses de vida de las hermanas Xbox Series

¿Poder y performance?

Una de las promesas de Xbox, en particular con Series X, es el poder: La consola más potente del mundo. Al menos por ahora.

Pero ¿Es así? Al menos en los papeles, sí. Pero ¿Y en el mundo real?

Bueno, la primera horneada de juegos que hemos visto en estas consolas han mostrado resultados un tanto extraños teniendo en cuenta la afirmación de Xbox sobre Series X.

En algunos juegos, parecería no haber diferencia entre Series X y PS5. Y en ciertos casos puntuales, PS5, con menos poder nominal, logra mejores resultados.

¿Qué está pasando aquí? ¿Emosido engañado?

2paw9fmn4z_emosido.jpg
¿Donde está el poder de Xbox?

Para nada.
Xbox tiene más potencia en verdad, pero para exprimir esa potencia, los desarrolladores primero tienen que aprender a donar esta bestia particular. Y la realidad es que Xbox no les dio el suficiente tiempo a los desarrolladores, en particular a los que sacaron la primera tanda de juegos. Xbox entregó los Kits de desarrollo unos 6 meses después que PlayStation, dejando a los desarrolladores con poco tiempo para optimizar. Y por sobre esa gran contra, las versiones entregadas, no eran las versiones finales de los kits de desarrollo, por lo que hubo varias actualizaciones del kit con cambios, algunos grandes, a los que hubo que acostumbrarse.

Con poco tiempo para conocer al hardware nuevo, muchos desarrolladores trataron que los juegos al menos estuvieran a la par de la versión de PS5.

Y eso nos lleva a otra razón de porque los desarrolladores logran optimizar mejor los juegos en PS5: no solo tuvieron más tiempo con el kit de desarrollo, sino que no hubo grandes cambios en las herramientas de desarrollo con relación a PS4.

Según muchos desarrolladores, hacer juegos para la PS5 es como programar para una PS4 Pro, solo que aún más Pro. En si el hardware de PS5 es como una evolución de la PS4, y lo mismo se puede decir del kit de desarrollo. De modo que los desarrolladores ya le están pudiendo sacar más provecho a PS5, porque están acostumbrados a trabajar de esa forma con PS4.

En cambio, el kit de desarrollo y el hardware de Xbox es una revolución más que actualización, aunque parezca lo contrario, pues las nuevas herramientas plantean las bases para aprovechar de forma más profunda el hardware de Xbox Series S y X. Y no solo eso, pues al usar DirectX 12 Ultimate, hace los desarrolladores puedan también aprovechar mucho mejor el hardware más moderno de PC.

Ok. Muy lindo todo, pero ¿Van los desarrolladores a sacar provecho del hardware alguna vez?

Parece ser que sí. Ya hay varios desarrolladores que ya han expresado lo impresionados que están con las capacidades del hardware de Xbox, incluso de Series S, por lo que más pronto que tarde, veremos cada vez más juegos que saque partido del hardware de esta consola.

De hecho, juegos como Hitman 3, The Division 2 y Outriders ya al día de hoy están demostrando una diferencia en rendimiento apreciable en Xbox.

Un lanzamiento tranquilo aunque con algunos percances

Las promesas de poder, como vimos, aún están en gestación ¿Qué hay de lo demás?.

Hay que decir que en términos generales, Xbox tuvo un buen inicio de generación. En lo que a hardware y software se refiere, es tal vez de las más estables.

Pero aun así, no todo fueron risas.

El sistema operativo de Xbox ya ha tenido varias actualizaciones, para corregir algunos fallos que hacían que la experiencia que se había promocionado, no se materializara.

Uno de estos fallos, fueron los problemas con la función Quick Resume, que directamente no funcionaba para muchos usuarios.

La otra falla que se corrigió recientemente, es el molesto problema de desconexión que sufrían algunos controles.

¿Y qué hay del hardware? Si bien es cierto que algunos usuarios tuvieron problemas con su flamante Series X, como pasa con todo producto masivo de este tipo en su primera tanda, estas fallas no fueron masivas, sino casos puntuales. Incluso se intentó hacer creer que la Series X echaba humo de la nada, aunque después se demostró que no era verdad.



En términos generales, el arranque de generación de Xbox fue tranquilo, sin grandes percances, y con los problemas que eran esperables al inicio de la generación. Aun así, no a todos los usuarios les encanta todo lo que Xbox ofrece.

Lo que no gusta

Pese a la buena estabilidad del sistema, Xbox Series tiene algunas cosas que aun al día de hoy no terminan de convencer a algunos usuarios.

Por ejemplo, algo que es molesto, es el escaso espacio en el almacenamiento SSD, en particular en Series S. Los juegos actuales, pese a las promesas y a la supuesta compresión que tienen las nuevas consolas, llenan de forma muy rápida estos discos.

Por otra parte, la expansión de almacenamiento es un tanto cara de momento, aunque, por lo menos hay opción de expandir el almacenamiento interno. 

Para hacer frente a esto, varios usuarios encuentran practico trasferir los juegos optimizados de Series a discos externos como almacenaje y para luego transferirlos al almacenamiento interno en pocos minutos, ahorrándose el tener que descargar de nuevo el juego. No es lo ideal, pero hay opciones.

Otros usuarios se quejan de que, en si no hay muchos juegos que se puedan jugar solo en Xbox Series. Si bien hay muchos juegos que se han optimizado para Xbox Series, muchos de estos juegos son intergeneracionales y no nos muestran las capacidades del nuevo hardware, lo cual es, al menos de momento, un poco decepcionante.

Eso sí, el problema más grave de Xbox y que más molesta los usuarios es que...

Sigue siendo complicado conseguir una Xbox Series

Si, cuatro meses después, Xbox sigue con stock limitado en todos lados. El poco stock que llega a la tienda de Xbox o a los vendedores online o tiendas físicas, se agota a los pocos minutos. Y muchos se quejan que parte de este stock va a manos de revendedores que publican estas consolas en eBay a precios astronómicos.

Lo cierto es que este problema no es exclusivo de Xbox, porque tampoco es fácil encontrar ninguna versión de PS5 a la venta.

La razón, es que AMD está teniendo problemas en suplir la demanda de chips, tanto para consolas, como para sus procesadores y placas de vídeo, pues TSMC está con sus fábricas al tope de capacidad y aún no llegan a suplir la demanda.

Se estima que esta sequía durará un par de meses más, pues AMD cree que hasta casi fin de año seguirán los problemas de suministro.

Lo bueno

Xbox Series ha sorprendido a muchos por lo estable del sistema y por las nuevas características que ayudan a tener una mejor experiencia.

Lo que más ha dejado impresionados a la gran mayoría de usuarios, es la función de Quick Resume. Si bien no funciona con todos los juegos, ni es infinita, la posibilidad de poder cambiar entre juegos de forma casi instantánea es realmente mágica, y en cierto sentido adictiva.

Esta característica que se basa en la velocidad del SSD de la consola, no esa única característica que permite una mejor calidad de vida.

La alta velocidad de carga de los juegos es algo de lo que no se puede volver atrás. Quien haya cambiado el disco de su ordenador por un SSD, no quiere volver a un disco mecánico. Lo mismo ocurre con las nuevas Xbox.

Y es que, este SSD, aunque nominalmente tenga la mitad de la velocidad que el de PS5, nos sorprende al ver que los tiempos de carga que ofrece son iguales o incluso superiores en algunos casos.

Pero lo mejor que tiene Xbox Series, está en sus juegos.

Mucho con que jugar y mejor que nunca

El arma que nadie sospechaba que sería la más importante para Xbox Series, es Game Pass.

Para quien compra una nueva consola, y más si se cambia de plataforma, el problema más grande que tiene es que uno arranca con solo uno o dos juegos.

Xbox Game Pass resuelve ese problema, pues pone a tu disposición muchos juegos, paraque pruebes ya, y pagando un precio razonable.

Incluso si te pasas de la generación anterior, Game Pass te ofrece juegos optimizados para Xbox Series, por lo que puedes disfrutar de mejor forma tu nuevo hardware

Y no nos olvidemos de los retrocompatibles.

Si bien en estos pocos meses que han pasado hemos visto pocos juegos para las consolas de nueva generación, la promesa de Xbox de permitirnos jugar a los juegos de generaciones anteriores sigue presente, y mejor que nunca.

Ya de salida, Xbox ofreció Auto HDR a los juegos retrocompatibles de Xbox One hacia atrás, y en la semana pasada, hemos visto como se ha agregado el modo FPS Boost que duplica la tasa de frames en varios juegos.

Con una buena oferta de retrocompatibles, más juegos nuevos, hay muchos juegos que se pueden jugar y en algunos casos redescubrir con nuevas características como tasas de frames más estables o más grandes y con HDR.

¿Es el momento de cambiar de generación?

Si, esa es la pregunta que todos se hacen en este momento. Y la realidad es que la repuesta no es sencilla, porque hay dos formas de verlo.

Si nos fijamos en la cantidad de juegos que se pueden jugar en Xbox Series y no en Xbox One, la lista es muy pequeña, por lo que, cambiarnos solo por los juegos es algo difícil de fundamentar.

Ahora bien, Xbox ofrece una forma de experimentar los juegos que es muy superior a la que vemos en la familia Xbox One. Muchos juegos se juegan y ven mucho mejor en Xbox Series, por lo que, para algunos, cambiarse a Series es algo que les permitirá jugar como siempre, pero cada vez mejor ¿Serán estás característica las que más pesen en tu caso?

Lo cierto es que, hasta que haya más juegos de nueva generación, para muchos no habrá mucho incentivo para cambiarse, pero con Game Pass y las posibilidades del nuevo hardware, para otros el momento es ahora.

¿Que será del futuro de Xbox Series?

Las nuevas consolas de Xbox han tenido un buen arranque de generación. En las propias palabras de Satya Nadella, el CEO de Microsoft, estas consolas han tenido el mejor arranque de generación que Xbox jamás haya tenido la empresa.

Xbox tiene mucho que demostrar en los muchos frentes en los que está compitiendo. En consolas, tanto PlayStation como Nintendo venden más. En PC, los stores de Steam y Epic son increíblemente populares. Y en la nube, Luna, PS Now e incluso Stadia (al menos por ahora), plantean un terreno muy competitivo.

Con las nuevas Series S y X, Xbox está ofreciendo una experiencia que muchos usuarios aprecian, y servicios que la separan de la competencia. Y ni hablar de los grandes juegos llegarán próximamente a Xbox como Halo Infinite, Hellblade 2, Forza 8 y Forza Horizon 5, entre otros, y mejor no hablemos de los juegos de Bethesda que llegarán más adelante.

Ahora. ¿Será esto suficiente para afianzar su posición en el mercado de los videojuegos?

Las fichas las tiene, veremos en los próximos meses como las juega y como le va.

Por lo pronto, nos queda claro que en esta generación Xbox no piensa mirar desde afuera lo que ocurre. Xbox va con todo y esta generación será más reñida y eso, solo puede significar más competencia, lo cual, es bueno para nosotros, los usuarios.


Si te gustan nuestros contenidos, apóyanos en Patreon o en cafecito.app para que podamos seguir creando